Orígenes de los Unicornios reales y mitológicos

unicornios reales origenes y mitología

¿los unicornios reales existen? ¿Cuál es el origen de los unicornios? ¿Dónde puedes encontrar unicornios en la vida real o quiénes inventaron a los unicornios y toda su mitología?. Últimamente los unicornios son tendencia, y si a ti también te encantan éstas criaturas, te invitamos a despejar todas tus dudas al respecto aquí.

¿Qué es un unicornio?


Empecemos por lo básico.

Un unicornio es el nombre dado a una criatura animal que posee un único cuerno en la cabeza.

Se cree que diferentes textos antiguos en varias culturas podrían referirse a rinocerontes, antílopes, cabras y tapires que poseían un solo cuerno. Mientras que por otro lado, tenemos una amplia gama de leyendas y mitos que hablan de quimeras imaginarias con características sobrenaturales.

La descripción de los unicornios varía muchísimo a lo largo de la historia. Algunos lo hicieron intentando reflejar la realidad, otros exageraron sus características con motivos ulteriores… Más recientemente los autores de fantasía les han atribuido nuevas características creativas y hasta mágicas.

Más allá de la criatura en sí misma, lo cierto es que los unicornios hoy en día son un símbolo. Un símbolo de originalidad, pureza, creatividad, inocencia y felicidad.


¿Los unicornios son reales?


El término unicornio proviene del latín “unicornis” que significa: “de un solo cuerno”. Si nos quedamos con ese significado, podemos decir con toda seguridad que los unicornios reales existen y son mejor conocidos como rinocerontes. También tenemos el caso de los narvales, algunos tapires ya extintos y otros animales con malformaciones en su cornamenta.


Origen de los unicornios y unicornios reales en la historia


Si te interesa saber sobre estas criaturas de un solo cuerno que han cautivado a las personas en el mundo real, sigue leyendo.


Origen de los unicornios de la antigua Grecia


En varios textos de exploradores griegos a las tierras de la India, aparecen descritos los hipopótamos y rinocerontes índicos, sin embargo en su lengua utilizaban el término “Caballo de agua” y “caballo unicornio” respectivamente para referirse a ellos.

De allí que aquellas personas que jamás vieron estos animales comenzaron a representarlos artísticamente como caballos. Lo cual pasó a formar parte de la cultura romana y macedónica.


Unicornios en la Edad Media


Los unicornios empezaron a aparecer en las obras de arte bíblicas, pero se hicieron más famosos por el comercio vikingo, éstos últimos expandieron los mitos prexistentes sobre unicornios, atribuyéndoles propiedades curativas para vender así colmillos de ballenas narvales a precios exorbitantes; como si se tratase de los cuernos de la mítica bestia, descrita y representada en las obras de arte.

Se dice que la mismísima reina Isabel I de Inglaterra compró uno de estos colmillos por el valor de un castillo. Más tarde se conoció como el “Cuerno de Windsor” usado por ella como copa y cetro.



Origen del unicornio en Asia


Ch’i-lin es como se conocía antiguamente a una criatura mitológica China de un solo cuerno, el unicornio Chino, supuestamente estaba lleno de colores diferentes en el lomo, mientras que su panza era amarilla y marrón. Los chinos pensaban que era una animal sabio y gentil que aparecía solamente cuando los emperadores eran buenos y justos.

La gran mayoría de los registros de éste mito fueron quemados en el 213 A.C. por el emperador Shi Huang Ti; quien ordenó quemar todos los textos que no tuvieran bases científicas. Sin embargo los mitos siguieron pasándose de boca en boca por quienes se rebelaron, incluso se expandieron hasta Japón, dónde se lo veneraba en el arte y los cuentos para niños.

Siglos más tarde en 1415 d.C., un mensajero de Bangladesh trajo 2 jirafas al emperador Chino del clan Zhou, causando revuelo en todos los pobladores que pudieron apreciarlos. De inmediato las historias del Ch’i-lin retomaron su importancia, ya que las jirafas parecían juntar casi todas las características de la mítica criatura.

Alejándonos solo un poco hacia Corea, se decía que en la época antigua el rey Tongmyong cabalgaba un unicornio. Una bestia tan fuerte que nadie podía herirla… Recientemente en 2012 la agencia nacional de noticias de Corea del Norte reportó que se había encontrado la Guarida secreta del unicornio; Unas cuevas con el símbolo del unicornio pintado en sus paredes. ¿Era un unicornio real? ¿Era una armadura especial para un caballo corriente? Probablemente nunca lo sepamos con seguridad.


Unicornios reales en el arte aborigen americano


Los équidos (mamíferos con forma de caballo tales como burros, cebras, mulas, etc.) Tienen su origen en África y Asia. Fue mucho más tarde que los Españoles los trasladaron a América. Por lo tanto ¿Cómo se entiende que los unicornios aparezcan en el arte aborigen americano?…

La explicación más respaldada es la que ha dado Fernández de Oviedo, quien basándose en el testimonio brindado por Rodríguez Albornoz, un contador español. Expone que se trataba de pequeños tapires albinos vistos en las tierras de Cíbola, los cuales contaban con una protuberancia o cuerno en la cabeza. Convirtiéndolos automáticamente en unicornios reales, pero de nuevo nada parecidos a lo que hoy en día entendemos como unicornio.


Unicornios reales en la época contemporánea


En 2008 se descubrieron en Toscana (Italia) restos de lo que parece un ciervo pequeño de un solo cuerno. Criaturas que pudieron haber fomentado las leyendas de unicornios en esa zona de Europa. No obstante, puede tratarse de una mal formación o fusión de sus 2 cuernos, cosa que suele pasarles comúnmente a algunas cabras.

Y hablando de Cabras… A principios del siglo 20 el biólogo William Franklin Dove, se hizo famoso por conducir experimentos con cabras en la Universidad de Maine, siguiendo las investigaciones de François Levaillant que datan de 1776. Su intención era encontrar un método quirúrgico para fusionar los cuernos de las cabras y obtener así una criatura unicornio. Cosa que llevó a cabo más tarde con la cabra del mago ilusionista Oberon Zell, la cabra fue conocida más tarde como el unicornio Lancelot y viajó durante algún tiempo con el circo Ringling.

Por otro lado, algunos fanáticos de los unicornios, defienden su existencia, argumentando que se  menciona a los unicornios en la biblia. Esto se aclaró  recientemente, y es que en el año 1904 la traducción de la Biblia hecha por Reina-Valera en Scio. de San Miguel, se tradujo la palabra hebrea re’ém como “unicornio”,  debido a que los traductores de la época no sabían a qué animal se estaban refiriendo en los textos antiguos, excepto por imágenes bíblicas del arte macedónico que pintaban a un uro de perfil, cuestión que llevó a la confusión ya que no se notaban los dos cuernos. Sin embargo actualmente el lexicólogo Ludwig Koehler ha explicado que la mejor traducción sería “buey, toro o búfalo salvaje” y que es mejor evitar el uso de la palabra unicornio.


Origen de los mitos y leyendas sobre unicornios


Aclarado el asunto acerca de la existencia real de los unicornios, te preguntarás: ¿Cómo es que llegamos a conocer a los unicornios como hermosos caballos blancos de cuernos dorados, y otras propiedades mágicas? A continuación te lo explicamos…


Las supuestas propiedades curativas de los unicornios


El primero en «inventar» unicornios; o mejor dicho exagerar las características del rinoceronte fue un médico griego llamado Ctesias, quien vivió en el 400 a.C. Sus textos exponen a los unicornios como una especie de caballos de cuerpo alto y fuerte. Ojos de azul índigo en una cabeza grande de color morado, de cuyo hocico emerge un cuerno alargado y negro de base pálida y punta roja.

Inventó además que dicho cuerno de contenía propiedades curativas… “Especialmente eficaces contra el envenenamiento, los dolores estomacales y la epilepsia”. Es gracias a esta creencia que muchos miembros de la realeza en la Edad Media exigieron cazar a las bestias para utilizar sus cuernos como prevención al envenenamiento.

Por supuesto la caza de ésta bestia mítica era totalmente imposible, pues se tenía para ese entonces una imagen totalmente errónea del rinoceronte. Los unicornios se pintaban como caballos blancos con patas de antílope, barbas de chivo y cuernos dorados en espiral sobre la cabeza.


Cacería de unicornios en Europa


Al ver las obras de arte antes mencionadas, no es de extrañar que los colmillos de Narval ofrecidos por los vikingos, se hicieran tan populares, en la creencia de que tales guerreros eran los únicos realmente hábiles para cazar a los unicornios.

Los cuernos de unicornio eran altamente cotizados en el mercado medieval, los nobles podían pagar hasta 40.000 monedas de oro por un solo cuerno.

La mayoría de los comerciantes les atribuían propiedades totalmente fantásticas, desde antídoto para cualquier veneno, hasta tónico para la inmortalidad o la fuerza superior.

Los vikingos contaban las más absurdas historias al ser interrogados sobre la captura del animal… La más popular era el ofrecimiento de una doncella virgen e inocente para atraer y hacer más dócil a la criatura, la cual «supuestamente era realmente escurridiza y agresiva con los hombres».

Por otro lado, durante el asentamiento de los celtas en Galicia, estuvo corriendo el rumor de que cualquiera podía hacerse rico si encontraba y cazaba al unicornio dorado de la fortuna. Explicaban que esas criaturas especiales concentraban la melanina en su cuerno transformándolo en una pieza maciza de oro. De allí que la cacería de unicornios se expandiera rápidamente como hobbie entre los lugareños.


Perfil Plasma 9unicornios.com®

Los unicornios son reales y mitológicos, han impactado a los humanos en varios continentes durante siglos, destacando por diversas razones, pero sobre todo por sus características únicas… Si quieres hacerle homenaje y llevar su símbología contigo te invitamos a visitar nuestra infotienda de unicornios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.